Microserfin

El trabajo productivo genera prosperidad

Alicia-Jaén,-microserfin

– El 20% de los clientes de Microserfin han abandonado la pobreza.

– Las ventas de sus clientes han crecido un 6,6% anual, sus activos han aumentado un 70% a los cuatro años, y sus excedentes se incrementan un 4,4% anual.

– El 96% de los emprendedores de Microserfin han tenido éxito en el negocio que han emprendido.

Hoy, 17 de octubre “Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza” que fue instituido por Naciones Unidas con el propósito de promover mayor conciencia sobre las necesidades para erradicar la pobreza y la indigencia, en particular en los países en desarrollo. Microserfin, destacó cómo en Panamá, los pequeños emprendimientos están protegiendo a los sectores más vulnerables de la pobreza.

Gissele González de Domínguez, Gerente General de Microserfin, destacó que en Panamá aproximadamente 4 de cada 10 personas viven en pobreza total (36,8%), y del total de la población el 16,6%, o sea, 508.700 panameños se encuentran en situación de pobreza extrema, entre los emprendedores que existen en Panamá, unas 200 mil microempresas, un 20% de la fuerza laboral del país, la cifra se reduce a 8,5%. “Entre los emprendedores la pobreza es menor, pues la microempresa genera ingresos familiares que no existirían sin emprendimiento”.

Otro dato relevante es que en Panamá, la pobreza y pobreza extrema se concentran en las áreas rurales y particularmente, en las áreas indígenas, donde el 90% de su población es afectada por esta última condición. No obstante, la pobreza urbana en cifras absolutas alcanza niveles preocupantes y mayores a los de las áreas rurales e indígenas. La diferencia radica en que mientras la pobreza urbana es básicamente pobreza de ingreso, la pobreza rural e indígena presenta carencias que comprometen la supervivencia humana. Microserfin, ha destacado la importancia del emprendimiento en la generación de riqueza.

Microserfin, atiende actualmente más de 13.000 emprendedores de bajos ingresos. El 50% de ellos son pobres o vulnerables, el 32% sin educación o con educación básica, y el 46% son mujeres. El 32% de sus clientes proceden del ámbito rural. En cuanto a su progreso con la entidad, el 20% de los clientes de Microserfin ha abandonado la pobreza, sus ventas han aumentado un 6,6% anual, sus activos aumentan un 70% a los tres/cuatro años, y sus excedentes han aumentado un 4,4% anual. A ello se une, que el 28% han generado empleos adicionales en sus negocios de 6.935 personas.

Gissele de Domínguez comentó “Durante este año hemos continuado desarrollando estrategias y métodos para poder aportar soluciones a los grupos de la sociedad más vulnerables, buscando vías para mejorar la vida de los emprendedores y sus familias a través de las finanzas responsables productivas, modelo que hemos trabajado dentro del Grupo Fundación Microfinanzas BBVA, por considerarlo el camino más eficaz y sostenible en la lucha contra la pobreza.