Financiera Confianza S.A.A.

Emprendedores vulnerables de zonas rurales de Perú reciben en quechua educación financiera y consejos sobre ahorro

FC-educación-en-Quechua

Más de 9.000 emprendedores vulnerables pobres y pobres extremos, que viven en zonas rurales de Apurímac y Cusco (Perú), en su gran mayoría mujeres, han recibido charlas de educación financiera en quechua gracias al programa “Ahorro para todos”, que desarrolla Financiera Confianza.

Cerca de 8.000 personas de esa región ha recibido estas capacitaciones en más de 50 comunidades rurales de Apurímac.  Este programa, que se inició en la zona de Cusco, se ha ampliado a Pisac donde ya se ha  capacitado a cerca de 1.231 emprendedores rurales y, en la fase más reciente, se ha extendido a la zona de Urcos  para que más personas desfavorecidas puedan tener una oportunidad de futuro. La entidad espera que para finales de 2016 unas 6.000 personas mejoren su calidad de vida a través del ahorro.

El programa “Ahorro para todos” de Financiera Confianza aporta educación financiera a personas de escasos recursos para que desarrollen buenos hábitos de ahorro, conozcan las diferencias entre el ahorro formal y el informal, aprendan a elaborar un presupuesto y  comprendan los beneficios de productos como los  seguros y los créditos.

Las charlas de capacitación se realizan en las zonas donde viven los emprendedores, se utiliza un lenguaje de fácil comprensión y en su idioma materno, el quechua. Cerca de 2.000 personas decidieron abrir una cuenta de ahorros en la entidad desde que se inició este programa, siendo el 80% mujeres.

El ahorro formal mejora la calidad de vida de los emprendedores, ya que les permite ordenar sus economías familiares. Además, les aporta seguridad sobre los recursos con los que cuentan, contribuyendo a que realicen una mejor planificación.

El 41% de los clientes que abrió una cuenta en Financiera Confianza gracias a este programa, lo hizo pensando en la educación de sus hijos, un 21% % ahorra para emergencias en momentos inesperados,  el 16% ahorra para atender su salud y, el 8% lo hace para abrir un negocio o llevar a cabo un emprendimiento.

El programa se desarrolla con el financiamiento de FOMIN, CitiFoundation, AusAid, además de financiación propia.