Fondo Esperanza SpA

Fondo Esperanza, 14 años apoyando a emprendedores vulnerables en Chile

La institución apoya a emprendedores de los sectores que más lo necesitan con servicios microfinancieros para que mejoren sus condiciones de vida y la de sus familias potenciando sus negocios y ayudando a que cumplan sus sueños. El 03 de octubre celebra 14 años de actividad.

Fondo Esperanza atiende actualmente a más de cien mil emprendedores, de los que el 59% forma parte del 20% más vulnerable de la sociedad chilena. El 84% de emprendedores a los que apoya son mujeres, en su mayoría son jefas de hogar que buscan generar ingresos e independencia económica y mejores oportunidades para sus hijos.

El servicio microfinanciero que brinda la institución es clave en sus resultados. Se basa en la entrega de microcréditos (en metodología individual y grupal), capacitación, microseguros y redes que se enfocan a sectores sin acceso a la banca formal y en segmentos excluidos.

Mario Pavón, gerente general de Fondo Esperanza, ha destacado el valioso del trabajo que ha realizado la entidad en sus 14 años de trayectoria en los que han sido testigos de grandes historias de vida y de emprendimiento. “Hemos trabajado junto a más de cien mil emprendedores. Con ellos hemos ido descubriendo sus necesidades y potenciando sus valores para así aportar en el desarrollo económico de sus negocios, en sus vidas y, a la vez, en cada una de las 247 comunas en las que Fondo Esperanza se encuentra”, ha señalado.

Según la medición realizada por el Sistema de Gestión de Desempeño Social FE (2015), que evalúa el impacto que ha tenido Fondo Esperanza en cada emprendedor en distintas áreas de desarrollo,  los clientes de la entidad mejoran un 20% -en promedio- el avance en su negocio, bienestar familiar, empoderamiento y capital social.

Las ventas de sus negocios se incrementan en un 70%. Además, un 12% de los emprendedores ha logrado dar empleo a otras personas, generando más de 25.000 puestos de trabajo.

De acuerdo al Informe de Resultados: Empresas Chilenas (2015) del Ministerio de Economía, una de cada dos empresas que pertenece al segmento microempresas es de propiedad familiar, segmento alcanzado y potenciado por Fondo Esperanza, negocios de emprendedores que gracias a su desarrollo representan para cada región un impulso al crecimiento y generación de trabajo en el país.