Bancamía

Las mujeres rurales y la erradicación de la pobreza son prioridades para Bancamía

Clemencia Guerrero, clienta Bancamía

Bancamía se ha unido a la conmemoración de los días internacionales con los que Naciones Unidas quiere poner el foco en la importancia del desarrollo de las mujeres rurales y en la necesidad de lograr acuerdos globales que contribuyan a la erradicación de la pobreza.

Las cifras de Bancamía lo demuestran: El 56% de los 817.270 clientes que atienden a septiembre 2016 son mujeres. De ellas el 76% está en situación de vulnerabilidad y el 30% se encuentra por debajo de la línea de pobreza. El 38% de las clientas vive en el campo: el 40% se dedica a actividades rurales y el 36% a ventas de comercio al por menor.

 Las mujeres en el campo buscan maneras para ahorrar, invertir, consumir con responsabilidad y planear para el futuro de sus familias, a pesar de que solo el 38% de las clientas ha finalizado el bachillerato y el 62% tiene únicamente educación básica primaria.

El área de Medición de Impacto y Desarrollo Estratégico (MIDE) de la Fundación Microfinanzas BBVA, de la que forma parte Bancamía, ha impulsado una metodología propia de medición social y del desarrollo de los clientes para analizar los cambios en sus negocios y sus condiciones de vida y la de sus familias. Según sus datos, las clientas que forman parte de Bancamía desde 2014 han incrementado, en promedio, un 28% sus activos, un 22% las ventas y un 27% sus excedentes.

Para apoyar el desarrollo del campo colombiano y contribuir a la reducción de la pobreza, Bancamía continúa afianzando su presencia en las zonas apartadas del país a través de sus oficinas y corresponsales bancarios. Sus Ejecutivos de Desarrollo Productivo visitan a los emprendedores en sus negocios y les brindan acompañamiento, educación financiera, productos y servicios acordes a sus necesidades.

La entidad apoya el progreso de emprendedores vulnerables de manera sostenible, creando oportunidades de desarrollo inclusivo para que puedan salir de la pobreza a través de las Finanzas Productivas Responsables.