Fundación Microfinanzas BBVA

El reto de recorrer la “última milla” en la era de las oportunidades

shutterstock_473244196

En los últimos años y cada vez más, organizaciones públicas y privadas trabajan para erradicar la pobreza en un camino lleno de obstáculos que hacen difícil llegar a la “última milla”. Una meta que, con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, está un poco más cerca porque consiguieron reducir sustancialmente la pobreza extrema en los países en desarrollo (del 47% en 1990 al 14% en 2015). Pero, a pesar de los avances, cientos de millones de personas a las que es más difícil llegar, viven aún con menos de $1,25 al día, según Naciones Unidas. Recorrer ese último tramo que les separa de una vida mejor es uno de los grandes retos de la era digital.

Para promover el desarrollo sostenible, es clave generar oportunidades en comunidades desfavorecidas que permitan que estas personas construyan su propio futuro y consigan crear riqueza en estas poblaciones.

Precisamente, la Fundación Microfinanzas BBVA sitúa al cliente en el centro de la actividad apoyando a emprendedores vulnerables en América Latina y considera importante integrar la tecnología en unos procesos en constante revisión con el objetivo de hacerlos más sostenibles. “Hay que automatizarlos con sistemas informáticos para hacerlos más eficientes y eficaces”, ha dicho Joao Costa, Director de Tecnología de la FMBBVA en la II Conferencia Internacional de la Fundación CODESPA “Una mirada práctica a los negocios inclusivos” que acaba de celebrarse en Madrid.

Joao Fundación Codespa

Joao Costa, Director de Tecnología de la FMBBVA y Conor Riggs, Director de iDE Bangladesh

Para las microfinanzas, la digitalización del sector bancario es una oportunidad de llegar a más personas pero deben preservar las relaciones humanas en las que se apoyan. “Hay que movilizar al asesor, al agente y al cliente en el mundo digital, sobre todo porque a diferencia de los bancos tradicionales nos acercamos a sus hogares”, ha afirmado el responsable de Tecnología de la FMBBVA. La idea es acortar los tiempos, evitando desplazamientos y simplificando procesos para mejorar la oferta al emprendedor.

Innovar más allá de la tecnología

En este encuentro, se ha hablado de otras iniciativas como la de iDE Bangladesh, una ONG que trabaja en el desarrollo del sector agrario conectando agricultores vulnerables con proveedores de tecnologías sostenibles y facilitándoles servicios financieros para mejorar su productividad. “Impulsamos empresas de calidad a nivel local, generando confianza y minimizando riesgos”, ha comentado Conor Riggs, director de iDE Bangladesh.

Vemos que paradójicamente, en un mundo hiperconectado, los pequeños comerciantes y emprendedores de “la última milla” siguen desconectados de las oportunidades.  La misión ahora es acercárselas para que puedan acceder a ellas de una manera más fácil, igualitaria y merecida.